Por Irma Elena del Ángel Meza

 

Alquimia… el arte y la ciencia que busca la transformación o transmutación de la materia (usualmente se trataba de trasmutar el metal en oro).  Para conseguir estos cambios se requería de tres fases: Nigredo, Albedo, Rubedo.

ALQUIMIA-TINTURAS

ESPIRITUALMENTE es la transformación del cuerpo y la mente con el fin de convertir a la persona a una nueva conciencia.

El alquimista da cuenta del vínculo indivisible entre El Creador, El Universo y La Naturaleza Humana.

A veces la vida nos empuja a una “Nigredo”; otras, podemos hacer una “Nigredo” por decisión propia.

La Nigredo es el primer paso para toda transmutación, el primer umbral para todo cambio. Nigredo es “rompernos” “resquebrajarnos”, para dejar entrar la Luz. Suena fuerte y lo es, significa que hay que soltar, dejar ir, disciplinarse y re-armarse de otra manera.

Albedo es la segunda fase, el “blanqueamiento”. Representa el proceso de purificación espiritual, el “despertar” de la conciencia para alinearla con la Conciencia Superior.

 

La Rubedo o enrojecimiento es la tercera y última fase, y consiste finalmente en la transmutación, en la unificación del hombre con LA FUENTE.

unnamed

 

Este texto fue producto del taller de Hermenéutica en Trithemius Talleres Literarios, en clase hablamos de la relación de la alquimia con las fases de trasformación personal; vimos que todo autor se mueve en dos mundos, el simbólico y el literal.

Si deseas más información acerca de los talleres puedes ver este video:Trithemius Talleres Literarios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s