En Trithemius Talleres Literarios nos interesa apoyar tus proyectos. Más que una escuela, SOMOS una comunidad, un hogar.

Seguramente hace muchos años, antes de que hubiera libros, antes de que hubiera escritura, cuando apenas se estaban gestando las palabras, los hombres tenían cosas qué contar, y seguramente se reunían a contarlo… por eso hay huellas de manos en las cuevas… y por eso hay dibujos de sus vidas. Esos dibujos, en cuevas y en construcciones formidables de piedra, fueron los grandes formatos para la escritura de nuestros antepasados. Pero las cosas fueron cambiando, hoy hacemos las mismas cosas, de manera distinta. Hoy tenemos libros, que también irán adaptándose a la evolución de la vida.

Trithemius es una comunidad que intenta acompañar tu desarrollo personal y llevarte hacia el conocimiento de ti mismo mediante el conocimiento del mundo que te rodea. Creemos que nuestra manera de aportar al mundo nuestro granito de arena es ayudar (a quienes lo permiten) a PROFUNDIZAR en el CONOCIMIENTO que lleva a la verdadera felicidad. Entendemos la felicidad como el estado de plenitud que deviene del encuentro con nuestros dones y su desarrollo pleno.

Trithemius es una comunidad donde se propone la unidad de los conocimientos. A través del aprendizaje psicológico, emocional, intelectual, corporal y espiritual intentamos mostrar la complejidad de un tapiz que el mundo muestra fragmentado, deseamos que sepas y sientas que eres una pieza fundamental del todo, y que sin tu felicidad particular el mundo no puede ser enteramente feliz.

Y por eso en Trithemius tenemos un CREDO:

Creemos en un espacio libre de crítica destructiva, un espacio donde los errores sean amigos de nuestra superación, y los amigos ayuden a corregir los errores.

Creemos en que no existe una sola manera de hacer las cosas, sino muchas, tantas como seres humanos, y que la genialidad no es sino encontrar esa manera personal de acercarnos a nuestros dones.

Creemos en el poder inmenso de la palabra, que es portadora de hechizos, con ella podemos hacer que alguien sonría o llore, que alguien perdone u odie. Creemos que la palabra debe ser sanada, reconciliada con su esplendor, devuelta la consciencia de su poder.

Creemos que con la palabra es posible construir el cielo en la tierra, aunque hasta ahora se haya enfocado el mundo más en la construcción del infierno sobra la tierra, creemos que es hora de invertir el peso en la balanza, ya tocan siglos de luz.

Creemos que los libros son hijos de los autores, y con el paso del tiempo se vuelven los mejores maestros de esos mismos autores. Creemos que un libro es inmortal y lleva nuestros pensamientos a otros continentes, a otros tiempos, a otros mundos, por eso debemos cuidar mucho lo que escribimos, porque se queda como semilla de baobab creciendo, dando frutos ácidos, amargos, o dulces. Creemos en los frutos dulces.

Creemos que todos pueden ser escritores si así lo deciden, siempre y cuando encuentren placer en la atención esmerada de sus palabras, en el estudio profundo de la ciencia del lenguaje, en la constante enmienda de los errores en pro de la claridad y la belleza, y… ¡en leer más que en escribir!, leer a los que han escrito renglones gloriosos es como tener a nuestra disposición al Gran Maestro de la orden de los que escriben.

Creemos que un maestro es un amigo, pero también que es alguien a quien deberás respetar y agradecer siempre por aquello que te ha enseñado.

Creemos en la excelencia, la propia, entendida no como superar a otros, sino como superarte a ti mismo y dar lo mejor de ti, hasta el extremo en donde esté tu excelencia.

Creemos que escribir sana, primeramente, al escritor, no escribimos para la fama, escribimos para sublimar la vida, escribimos porque escribir nos da vida.

Creemos que la lectura es como la democracia, es para todos, pero no todos se animan a experimentarla.

Creemos en que el arte es el mejor antídoto contra la barbarie, y no sólo lo creemos, lo aplicamos esforzadamente, porque creemos que la sociedad necesita nuestra fe.

Hay más información acerca de nosotros en este enlace: Trithemius