Una mujer, una alquimista. Dos diminutas células que se convierten en un universo: la madre que hace del parto un acto de poder. Con esta premisa inicia Adriana Peregrina Nacer, una experiencia trascendente, libro publicado bajo el sello editorial Salto Mortal.

“Tengo muchas ganas de escribir, pero no sé cómo se hace ni por dónde se empieza”,  dijo Adriana cuando se acercó por primera vez a Trithemius, talleres literarios con sede en Chapala. Yolanda Ramírez Michel, directora y fundadora, quizá con un vestido floreado y unos labios rojos, le devolvió una mirada de ojos verdes cuando le respondió “esto no es un hobby, es un trabajo, ¿estás dispuesta a dedicarle horas?”.  Adriana, tras una pausa, le devolvió a Yolanda un seguro y rotundo “sí”.

La salida de sus nietas por la mañana significaba el inicio de un encuentro con la palabra. Con una lista de los temas de los que quería escribir, de nueve a dos de la tarde, Adriana compartía el espacio con su pluma y ya no paraba. Y, con más de cuarenta años de experiencia como educadora perinatal, ¿cómo iba a hacerlo?

Como doula – mujer que va de la mano al proceso de dar a luz – la escritora reivindica el parto humanizado, donde el cuidado de la madre hace del alumbramiento una experiencia transformadora. “¿Qué hacemos?”, explica Adriana: “nuestra tarea es la de acompañar durante todo el transcurso, sea una hora o sean veinte”.

Cuidar de cada detalle es primordial cuando se trata de un nacimiento, ya sea bajando las luces, apagando la televisión o poniendo aromas y seleccionando música, un frío cuarto de hospital se convierte en un momento de relajación para la futura madre.

“¿Naciste prematura o en tiempo?”, “¿fuiste deseada?”, “¿naciste en un hospital?”, son algunas de las preguntas de la doula, quien dedica un capítulo a todos aquellos procesos por los que pasó la mujer durante el parto, factores trascendentales para la vida de alguien. Desde una cesárea, hasta la lactancia – primer contacto del bebé con el mundo – una persona puede verse definida desde el momento de su primera respiración.

Adriana Peregrina en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2019

Con la intención de que se sepa que hay otra forma de nacer, el libro está dirigido a futuras madres y padres, pero también a aquellas personas que por el momento no deseen tener hijos. “¿Para quién es tu principal lealtad?”, pregunta Adriana, cuya voz, llena de seguridad y convencimiento exclama: “El primer compromiso de una madre es con ella misma. La mujer tiene que hacer lo posible para lograr tener el parto que quiere. Después es con su hijo, porque la única voz que tiene es la suya. Si ella no ve por él, ni por la mejor manera para que llegue a este mundo, entonces ¿quién la va a buscar?”

Puede haber dolor, pero no sufrimiento. El sufrimiento es una opción de la mujer, menciona la escritora. Para ella, la pregunta “¿por qué yo tengo que parir y ellos no?”, puede ser sustituida por otra enunciación: “¡Qué oportunidad de saber que soy el único vehículo de este ser para llegar al mundo, que yo le presté este espacio para que creciera!  Yo tengo la capacidad para que emerja una vida de mis entrañas”. Un acto de poder.

Nacer, una experiencia trascendente está disponible en la tienda en línea de la editorial Salto Mortal https://www.editorialsaltomortal.com/tienda

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s