El ser-dentro

José Aguilera

“El escritor reconoce la literatura como un destino”, a ella debe llegar irremediablemente, sus caminos son todos los caminos y todas las palabras; le sirve y se sirve de ella, camina por sus significados y sus signos. Las palabras le van dando vida hasta colmarlo, y de ese estado de plenitud brota, crea.

El interior lo nutre, lo aviva, le otorga movimiento, lo hace oscilar entre recuerdo e idea. Dentro de él se remueve la palabra y sus significados todos. Ahí se va gestando la obra como la vida, ya lo decía Artaud que la vida y la obra son la misma cosa. Para ser debe dejarse “Fluir en ríos metafísicos”, ser agua, dejar que las formas líquidas de los pensamientos y las ideas vayan dando cauce a su vida, hasta que el cuerpo ya no pueda contener nada, ser presa del desasosiego. Crear implica dejar de ser uno para ser todo.

El escritor debe habitar “La casa de los semejantes”, encontrarse en ella como en un espejo, saber que  existen coordenadas parecidas a las de él, vislumbrar paralelismos de ideas y emociones, reconocerse en los otros que habitan espacios similares. Debe saberse como un igual, ahí radica la unicidad, el ser único, en el descubrimiento de lo similar con el mundo.

El-ser-dentro es un movimiento perpetuo, uno debe ir constantemente al adentro, dejarse caer al fondo de sí mismo, buscar en el río de palabras y símbolos que corre en nuestro interior, ser río y fluir hacia esos abismos a veces irreconocibles, a veces intestinales, y salir de ahí siendo UNO.

En el-ser-dentro la vida se revuelve, se enloda, y de esa masa de idea y vida surge la palabra. La mirada del escritor ya no será la misma, ahora sabe cómo ver entre la espesura, sabe como caminar entre los pantanos de significados, ahora sabe cómo desenterrar la palabra de su pozo acuoso y dejarla fluir en el mundo, sabe que ha de servirle (a la palabra) porque es su destino irremediable.

Este texto surge de la clase en línea “La mística de la escritura”, como parte del taller de Fundamentos Literarios:

¿Cómo nace una obra literaria?

Yolanda Ramírez Michel

Cada género literario, cada libro, cada proyecto tiene su particularidad desde el momento en que se me manifiesta. Cada uno de mis libros ha sido único en su forma de gestarse dentro de mí. 

La poesía, por ejemplo, es la más extraña. La poesía me la puede dar un petirrojo, un té de menta con limón y miel, un objeto no identificado en lo alto del cielo… o una mariposa que se derrumba ante un aguacero intempestivo. Así es la poesía, se apodera de mí y no me queda más remedio que escucharla…

De todos modos, aunque cada libro de poesía haya sido distinto desde su gestación, hay algo que comparten casi todos: la mayoría de sus páginas se escriben en vacaciones, o me despiertan a las tres de la mañana, o me despierto con un verso fresco en la almohada, parece que la poesía tuviera desconfianza o celos de la rutina. Nunca he podido escribir poesía como un acto de voluntad propia, siempre ha sido un acto de voluntad de la poesía misma, que es ajena a mí, aunque se presta a sí misma con generosidad cuando estoy atenta y sensible a su voz.

¿Cómo nace una obra literaria?


La prosa es distinta, necesita un motivo, un tema y un plan… aunque el plan nunca es definitivo, y puede ir cambiando conforme avanzo sobre el libro. Sucede siempre, que, conforme escribo, cambio yo y va cambiando mi escritura, el plan original es sólo el big bang, no permanece, pero se expande, y da de sí multitud de posibilidades. Pero esto no quiere decir que yo no tenga el control total de la obra, la obra es como un iceberg, tengo el control del extremo que emerge, mientras que, en lo profundo, algo más sucede… y eso que sucede “me crea” al tiempo que “yo creo”, es una creación mutua.

Yolanda Ramírez Michel

(Morelia, Michoacán, 1965). Poeta, ensayista y narradora mexicana; Doctora Honoris Causa en Ciencias de la Educación por la Universidad Santander. Se ha especializado en Mitología Comparada y Hermenéutica, es promotora de lectura, conferencista y docente; fundadora de la comunidad cultural Trithemius Talleres Literarios, y directora de publicaciones de la editorial Salto Mortal. Sus obras publicadas son: El gran niño, electrones de un sueño, (El viaje ediciones 2005/ Progreso 2008); Jacinta, (La Zonámbula 2008); La maestra Milagros (Progreso 2010/ Panamericana 2015); Palingenesia (C&F ediciones 2011); Los mitos del alba, (CECA 2011); Grimori Mundi (Salto Mortal 2013); Litterae (Salto Mortal 2014); Todos somos Magos (Edelvives Progreso 2014); El Tarot de don Quijote (Salto Mortal 2015); El Oráculo de don Quijote (Salto Mortal 2016); el Manifiesto Luminista (Salto Mortal 2017); Crónica de una reparación vital (Salto Mortal 2018); y Nimué la dama de los cuentos (Panamericana 2019).

http://www.yolandaramirezmichel.com

¿Cómo nace un escritor?

¿Cómo nace un escritor?

Al escritor lo da a luz su obra. Su obra lo llama desde el interior de sí hasta que el escritor se da a luz como tal. La obra que él va gestando lo gesta a él también. No pueden darse la una sin el otro, la obra nace de la vida y desde ahí espera las palabras que la nombran. 

¿Cómo nace un escritor?

Nace cuando unifica lo que le enseña la vida y lo que le han enseñado sus lecturas. Nace cuando no espera que le expliquen cosas de sí mismo los psicólogos, más que sus propios personajes.

¡¿Cómo nace?!

Nace cuando se da permiso de volverse él su obsesión más explícita, para así ser él la obsesión que escribe. Nace cuando lo dan a luz aventuras oníricas sin solicitar ningún permiso a su editor, ni a los lectores, ni a ninguna mercadotecnia. Nace cuando su primer libro es el último, y cada libro se vuelve a gestar como si siempre fuera el primero y el último.

No hay “cómo” general, cada obra tiene su particular metodología. En tanto sea particular, y se aleje de los esquemas masificadas, de los modelos prefabricados, de los seguimientos de formato, la obra será genuina, y será capaz de dar vida a su escritor.

Trithemius Talleres Literarios

Somos una comunidad que ama la escritura, los libros, la palabra.

http://www.trithemius.mx

Comunidad Trithemius https://www.youtube.com/watch?v=yIUdl3drurk

CREDO TRITHEMIUS

 

Trithemius Talleres Literarios.jpg
“Creemos en un espacio libre de crítica destructiva, un espacio donde los errores sean amigos de nuestra superación, y los amigos ayuden a corregir los errores.
Creemos en que no existe una sola manera de hacer las cosas, sino muchas, tantas como seres humanos, y que la genialidad no es sino encontrar esa manera personal de acercarnos a nuestros dones. 


Creemos en el poder inmenso de la palabra, que es portadora de hechizos, con ella podemos hacer que alguien sonría o llore, que alguien perdone u odie. Creemos que la palabra debe ser sanada, reconciliada con su esplendor, devuelta la conciencia de su poder. 


Creemos que con la palabra es posible construir el cielo en la tierra, aunque hasta ahora se haya enfocado el mundo más en la construcción del infierno sobra la tierra, creemos que es hora de invertir el peso en la balanza, ya tocan siglos de luz.


Creemos que los libros son hijos de los autores, y con el paso del tiempo se vuelven los mejores maestros de esos mismos autores. Creemos que un libro es inmortal y lleva nuestros pensamientos a otros continentes, a otros tiempos, a otros mundos, por eso debemos cuidar mucho lo que escribimos, porque se queda como semilla de baobab creciendo, dando frutos ácidos, amargos, o dulces. Creemos en los frutos dulces.


Creemos que todos pueden ser escritores si así lo deciden, siempre y cuando encuentren placer en la atención esmerada de sus palabras, en el estudio profundo de la ciencia del lenguaje, en la constante enmienda de los errores en pro de la claridad y la belleza, y… ¡en leer más que en escribir!, leer a los que han escrito renglones gloriosos es como tener a nuestra disposición al Gran Maestro de la orden de los que escriben.


Creemos que un maestro es un amigo, pero también que es alguien a quien deberás respetar y agradecer siempre por aquello que te ha enseñado. 


Creemos en la excelencia, la propia, entendida no como superar a otros, sino como superarte a ti mismo y dar lo mejor de ti, hasta el extremo en donde esté tu excelencia.
Creemos que escribir sana, primeramente, al escritor, no escribimos para la fama, escribimos para sublimar la vida, escribimos porque escribir nos da vida.


Creemos que la lectura es como la democracia, es para todos, pero no todos se animan a experimentarla.”

 

https://www.youtube.com/watch?v=x_et2kxttcM&ab_channel=TRITHEMIUStalleresliterarios

 

Video
www.trithemius.mx